A qué nos dedicamos

Obstrucción del punto lagrimal

Algunos pacientes presentan obstrucciones a nivel del punto lagrimal. Si el cierre es parcial se puede intentar el uso de anti-inflamatorios. De no dar resultados, o si la obstrucción es muy marcada, se deberá realizar microcirugías para abrir los puntos lagrimales. En muchos casos, se requiere intubarlos con silicona para evitar su cierre secundario.

Obstrucción de los canalículos lagrimales

Esta patología es producto de enfermedades crónicas que inflaman y cierran el canalículo lagrimal. Si el conducto es “rescatable” se podrá intubar con silicona. Si esto no se puede habrá que colocar un tubo de pirex, llamado Tubo de Jones, que une directamente el ojo con la fosa nasal facilitando el drenaje lagrimal.