A qué nos dedicamos

Cirugía Descompresiva de Órbita

Cuando los músculos y la grasa retro-ocular se infiltran y aumentan su volúmen y son refractarios al control de la enfermedad tiroidea, es necesario darle más espacio a la órbita para permitir que estos tejidos se expandan y el globo ocular regrese a su lugar original.

Esto se logra abriendo el piso y la pared interna de la órbita hacia las cavidades neumáticas (senos). Esta cirugía logra una mejoría en las molestias, un retroceso del posicionamiento del globo ocular y una descompresión del nervio óptico, mejorando la agudeza visual.